El alcalde de Magaña valora muy positivamente la labor que realiza la Guardia Civil para velar por la seguridad de sus vecinos

Han recorrido el castillo que el municipio quiere restaurar con la colaboración de otras instituciones

El subdelegado del Gobierno en Soria, Miguel Latorre, ha visitado esta mañana la localidad de Magaña donde el alcalde, Fernando Marín, ha agradecido la labor que lleva a cabo la Guardia Civil a la hora de velar por la seguridad de los vecinos de la localidad y de sus propiedades.

     

El primer edil de este municipio de Tierras Altas, que había invitado al subdelegado a cursar esta visita, ha manifestado que los agentes se dejan ver con frecuencia por la localidad, algo que los vecinos agradecen y que redunda en mantener la sensación de protección que tienen.

Latorre ha estado acompañado en este recorrido por las calles del pueblo por el teniente coronel jefe de la Comandancia de Soria, Andrés Velarde. Además de Magaña, el Ayuntamiento tiene adscritos los núcleos de población de Pobar y Villarraso.

Fernando Marín ha explicado que el principal reclamo turístico de esta localidad de unos 70 habitantes es el castillo, una fortaleza medieval del siglo XV que cuenta con un plan director y que conserva más o menos íntegra su estructura principal.

Pese a ello, el consistorio magañés busca fórmulas para abordar una restauración integral de este baluarte defensivo de titularidad municipal que no puede acometer sin la ayuda de otras administraciones.

El subdelegado del Gobierno le ha recomendado que las lleve a cabo de forma parcial en distintas anualidades para lo cual puede presentar los proyectos al Programa del 1,5% Cultural del Gobierno de España que financia, a través del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, la mayor parte del coste total de las obras. El proyecto de Magaña entraría, no obstante, en concurrencia competitiva con el resto de proyectos presentados al mencionado programa.

El alcalde ha explicado que también persiguen conseguir el soterramiento del tendido eléctrico que actualmente afea este magnífico ejemplo de la arquitectura militar medieval que es Bien de Interés Cultural desde 1949.