El Ayuntamiento de Almazán regula las visitas al cementerio en Los Santos

Se recomienda acudir de forma escalonada y se recuerda la obligación de mantener distancia y utilizar mascarilla

La actual situación sanitaria provocada por la pandemia de Covid 19 ha llevado al Ayuntamiento de Almazán a adoptar una serie de medidas para garantizar la seguridad de los vecinos durante estos días en los que, con motivo de la conmemoración del día de Todos los Santos, se incrementan considerablemente las visitas al cementerio de la localidad.

     

Para prevenir posibles incidencias, se ha hecho pública una nota informativa en la que se recomienda a los vecinos acudir de forma escalonada y se les recuerda la obligación de mantener la distancia de seguridad y utilizar mascarilla, así como la desinfección de manos con el gel hidroalcohólico que el personal municipal pondrá a disposición del público para poder acceder al camposanto.

En la nota se recuerda que el horario de visitas es de lunes a sábado entre las nueve de la mañana y las ocho de la tarde, y los domingos y festivos desde las diez de la mañana hasta las ocho de la tarde, recomendando a los vecinos que intenten evitar en lo posible concentrar sus visitas en los días de mayor afluencia, que serían el 30 de octubre y los días 1 y 2 de noviembre. En cualquier caso, se aconseja también acudir en grupos reducidos y evitar aglomeraciones en el interior del recinto.

Este año, por las especiales circunstancias, se mantendrá cerrada la capilla del cementerio y se ha suspendido la misa que, tradicionalmente, se venía celebrando al aire libre.

Incidiendo en estas medidas especiales adoptadas para cumplir el protocolo sanitario, el concejal de Servicios y Movilidad del Consistorio adnamantino, Miguel Ángel Méndez, señaló que se va a tener en cuenta lo establecido en el Bocyl, con la normativa de la Junta de Castilla y León, “pero adaptando esas directrices generales a las condiciones específicas de nuestro cementerio. Creemos que lo fundamental es que la gente procure ir de forma escalonada a lo largo de la semana, para intentar evitar que vayan todos el mismo día, o a las mismas horas, y que se puedan formar aglomeraciones”.

“Por las dimensiones y los espacios que tenemos en el cementerio confiamos en no tener problemas de exceso de aforo en ningún momento, pero, en cualquier caso, habrá personal del Ayuntamiento que se encargará de supervisar la afluencia de gente y, si se diera esa situación, se controlaría el acceso para garantizar en todo momento la seguridad”, añadió.