miércoles 6 julio, 2022
InicioACTUALIDADEl Burgo de Osma - Ciudad de Osma vuelve a subir de...

El Burgo de Osma – Ciudad de Osma vuelve a subir de los 5000 habitantes

Con 5.072 logra superar la línea de los 5.000 que marca el acceso a más fondos de otras administraciones. El alcalde reconoce el esfuerzo que se ha llevado a cabo en los últimos meses para fomentar la regulación del empadronamiento.

El Burgo de Osma vuelve a estar por encima de los 5.000 habitantes; a fecha de 1 de enero de 2022 alcanza los 5.072. El logro es importantísimo para la localidad ya que de superar o no esa barrera supone que lleguen más o menos fondos de las diferentes administraciones.

Gracias a que se rebasan de nuevo los 5.000 habitantes, los Tributos del Estado dejarán un incremento de 150.000 euros más en la localidad. Además de esa repercusión directa, también supondrá recibir más ingresos por otros recursos como son las plazas escolares y el acceso a líneas de ayuda fijadas para las poblaciones grandes. El número de concejales de El Burgo de Osma volverá a ser de 13 frente a los 11 con los que está trabajando en la presente legislatura. 

El alcalde burgense, Antonio Pardo, hace un balance muy satisfactorio de este dato y reconoce el persistente trabajo que se ha llevado a cabo para lograrlo. Destaca la labor de los concejales, especialmente Luis Cuesta, para convencer personalmente a los vecinos no empadronados de las ventajas individuales y colectivas que traería consigo la regularización del lugar de domicilio. 

La pelea de El Burgo de Osma con el límite de la cifra de los 5.000 viene de lejos y está marcada por la tendencia demográfica actual, más allá de las circunstancias de cada localidad. Cada año fallecen más personas y nacen menos niños y sólo el saldo migratorio puede compensar, hoy en día, esa realidad. 

Pese a ello, desde el Ayuntamiento de El Burgo de Osma-Ciudad de Osma se siguen realizando importantes esfuerzos para doblegar la cifra. Se han puesto en marcha ayudas a la natalidad que, más allá de su eficacia directa, tiene un carácter también de medida simbólica y se considera que la reducción de los impuestos es una forma de fijar y atraer población como la reciente rebaja del 20% en el recibo de IBI. En los últimos años en El Burgo de Osma se ha apostado por rebajar la carga impositiva; el Impuesto de Vehículos es el más bajo por ley, hay bonificaciones para la generación de empleo, no se cobra la tasa de actividad. Es decir se lleva a cabo una política fiscal y de ayuda a la inversión que pretende asentar población.