lunes 8 agosto, 2022
InicioACTUALIDADEl Instituto Machado acoge una exposición sobre la obra como ilustrador de...

El Instituto Machado acoge una exposición sobre la obra como ilustrador de Miguel Delibes

La muestra es fruto de un acuerdo de colaboración entre la Junta de Castilla y León y la Fundación Miguel Delibes y consta de 21 dibujos, de los que veinte fueron realizados por el escritor para ilustrar una edición norteamericana del libro El Camino.

El Instituto de Educación Secundaria Antonio Machado, de la capital, acoge en su galería porticada, hasta el próximo 27 de enero, la exposición ‘Miguel Delibes ilustrador. Los dibujos de El Camino’.

La exposición puede ser contemplada desde el exterior de la galería acristalada, por lo que todos los ciudadanos pueden recorrerla sin necesidad de acceder al interior, cuestión tenida en cuenta a la vista de la actual situación epidemiológica.

Esta exposición tiene carácter itinerante, gracias al acuerdo suscrito entre la Consejería de Educación y la Fundación Miguel Delibes, arranca hoy en Soria y recorrerá las nueve provincias de Castilla y León. Burgos, del 31 de enero al 11 de febrero, será la siguiente sede.

De los 21 dibujos que pueden verse en esta exposición, 20 fueron realizados por Miguel Delibes para una edición norteamericana de El Camino que se publicó en 1960. Poco tiempo después añadiría una nueva ilustración –la número seis de la muestra- para la edición de la novela publicada en Londres en 1963.

Aunque el objetivo principal de esta exposición es mostrar una faceta poco conocida del escritor vallisoletano, como es la de dibujante, o más exactamente ‘ilustrador’ de su propia obra, a cada uno de los dibujos que Miguel Delibes hizo para El Camino le acompaña, en este caso, el pasaje (texto) de la novela al que hace referencia

La Fundación Miguel Delibes recuerda que, en 1941, el primer trabajo de Miguel Delibes en El Norte de Castilla, el periódico de Valladolid al que estuvo ligado toda su vida y del que fue director entre 1959 y 1963, fue el de caricaturista. Las ilustraciones que el autor hizo para El Camino se caracterizan por su trazo limpio y seguro, y por un cierto aire ‘naif’ que se acomoda perfectamente con el contenido de una novela que tiene como protagonista a un niño, Daniel, el Mochuelo, que recuerda experiencias, juegos y travesuras con sus amigos de infancia.