miércoles 6 julio, 2022
InicioACTUALIDADLa Dieta Mediterránea cumplirá una década como Patrimonio Cultural Inmaterial de la...

La Dieta Mediterránea cumplirá una década como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO

El 16 de Noviembre de 2010, en Nairobi (Kenia), La UNESCO aprobó que la DIETA MEDITERRÁNEA (D.M.) formara parte de la LISTA REPRESENTATIVA de PATRIMONIO INMATERIAL DE LA HUMANIDAD .

4 COMUNIDADES EMBLEMÁTICAS: de Italia (Cilento), Grecia (Koroni), Marruecos (Chefchaouen)  y España (SORIA) fueron las abanderadas en la UNESCO para conseguir este reconocimiento tras varios años de apostar por este tipo o ESTILO de ¨VIDA”  en nuestro caso a través de la FUNDACIÓN CIENTÍFICA CAJA RURAL DE SORIA.

En el año 2013 se unieron Bräc y Hvar en Croacia, Agros en Chipre y Tavira en Portugal.

El próximo lunes 16 DE NOVIEMBRE DE 2020, al cumplirse el décimo aniversario,  se incorporará una nueva comunidad emblemática: BURDEOS (Francia), con lo que pasaremos a ser 10 áreas geográficas con una misma identidad y apuesta por la salud integral a través de la D.M. y reconocimiento de la UNESCO.

La dieta mediterránea (D.M.) toma el nombre del Mare Nostrum, cuna de las civilizaciones occidentales. Durante siglos, pueblos, culturas, países y regiones han recibido y han cedido su sabiduría. Más de 130 millones de personas viven en la actualidad en sus costas. Comparten paisajes, cultivos y técnicas agrícolas, les es común la idea del mercado de abastos, de espacios y gestos culinarios, tienen iguales razones de celebraciones, leyendas y devociones.

La D.M.  no es sólo un patrón alimentario, también es una filosofía de vida basada en costumbres milenarias de los habitantes de la cuenca de un mar casi cerrado. Engloba un estilo de vida activo, una determinada manera de entender las relaciones sociales, las prácticas y costumbres relacionadas con el clima. Sus pueblos, además de sus aguas, comparten alimentos, recetas, sabores y gustos. Todo ello a pesar de que, en ocasiones, aquí se llame sopa, allí lo bauticen como sémola y acullá, como cuscús.

El contenido de la expresión “patrimonio cultural” ha cambiado bastante en las últimas décadas, debido en parte a los instrumentos elaborados por la UNESCO. El patrimonio cultural no se limita a monumentos y colecciones de objetos, sino que comprende también tradiciones o expresiones vivas heredadas de nuestros antepasados y transmitidas a nuestros descendientes, como tradiciones orales, artes del espectáculo, usos sociales, rituales, actos festivos, conocimientos y prácticas relativos a la naturaleza y el universo, y saberes y técnicas vinculados a la artesanía tradicional.

Pese a su fragilidad, el patrimonio cultural inmaterial es un importante factor del mantenimiento de la diversidad cultural frente a la creciente globalización. La comprensión del patrimonio cultural inmaterial de diferentes comunidades contribuye al diálogo entre culturas y promueve el respeto hacia otros modos de vida.

La importancia del patrimonio cultural inmaterial no estriba en la manifestación cultural en sí, sino en el acervo de conocimientos y técnicas que se transmiten de generación en generación. El valor social y económico de esta transmisión de conocimientos es pertinente para los grupos sociales tanto minoritarios como mayoritarios de un Estado, y reviste la misma importancia para los países en desarrollo que para los países desarrollados.

El patrimonio cultural inmaterial es:

  • Tradicional, contemporáneo y viviente a un mismo tiempo: el patrimonio cultural inmaterial no solo incluye tradiciones heredadas del pasado, sino también usos rurales y urbanos contemporáneos característicos de diversos grupos culturales.
  • Integrador: podemos compartir expresiones del patrimonio cultural inmaterial que son parecidas a las de otros. Tanto si son de la aldea vecina como si provienen de una ciudad en las antípodas o han sido adaptadas por pueblos que han emigrado a otra región, todas forman parte del patrimonio cultural inmaterial: se han transmitido de generación en generación, han evolucionado en respuesta a su entorno y contribuyen a infundirnos un sentimiento de identidad y continuidad, creando un vínculo entre el pasado y el futuro a través del presente. El patrimonio cultural inmaterial no se presta a preguntas sobre la pertenencia de un determinado uso a una cultura, sino que contribuye a la cohesión social fomentando un sentimiento de identidad y responsabilidad que ayuda a los individuos a sentirse miembros de una o varias comunidades y de la sociedad en general.
  • Representativo: el patrimonio cultural inmaterial no se valora simplemente como un bien cultural, a título comparativo, por su exclusividad o valor excepcional. Florece en las comunidades y depende de aquéllos cuyos conocimientos de las tradiciones, técnicas y costumbres se transmiten al resto de la comunidad, de generación en generación, o a otras comunidades.
  • Basado en la comunidad: el patrimonio cultural inmaterial sólo puede serlo si es reconocido como tal por las comunidades, grupos o individuos que lo crean, mantienen y transmiten. Sin este reconocimiento, nadie puede decidir por ellos que una expresión o un uso determinado forma parte de su patrimonio.

La dieta mediterránea

La dieta mediterránea es un conjunto de competencias, conocimientos, prácticas y tradiciones relacionadas con la alimentación humana, que van desde la tierra a la mesa, abarcando los cultivos, las cosechas y la pesca, así como la conservación, transformación y preparación de los alimentos y, en particular, el consumo de éstos. En el modelo nutricional de esta dieta, que ha permanecido constante a través del tiempo y del espacio, los ingredientes principales son el aceite de oliva, los cereales, las frutas y verduras frescas o secas, una proporción moderada de carne, pescado y productos lácteos, y abundantes condimentos y especias, cuyo consumo en la mesa se acompaña de vino o infusiones, respetando siempre las creencias de cada comunidad. La dieta mediterránea –cuyo nombre viene de la palabra griega diaita, que quiere decir modo de vida– no comprende solamente la alimentación, ya que es un elemento cultural que propicia la interacción social, habida cuenta de que las comidas en común son una piedra angular de las costumbres sociales y de la celebración de acontecimientos festivos. La dieta mediterránea ha originado además un conjunto considerable de conocimientos, cantos, refranes, relatos y leyendas. Asimismo, está arraigada en una actitud de respeto hacia la tierra y la biodiversidad y garantiza la conservación y el desarrollo de actividades tradicionales y artesanales vinculadas a la agricultura y la pesca en muchas comunidades de países del Mediterráneo, como Soria en España, Koroni en Grecia, Cilento en Italia y Xauén en Marruecos. Las mujeres desempeñan un papel fundamental tanto en la transmisión de prácticas y conocimientos específicos sobre rituales, gestos y celebraciones tradicionales, como en la salvaguardia de técnicas.

CONFERENCIA INTERNACIONAL

En estos 10 años, la FUNDACION CIENTIFICA CAJA RURAL de SORIA ha sido quien ha representado a España y Soria como Comunidad Emblemática, a través del Ministerio de Cultura. La plaza del Olivo tiene en el Jardín de las Semillas además del Decálogo en bronce, bajo su tierra una urna de metacrilato que contiene material al vacío de la D.M. de Soria: libros, discos, DVD, periódicos, y por supuesto frutos, legumbres y verduras de proximidad desde el año 2008 en que hicimos la solicitud a la UNESCO.

EL PRÓXIMO LUNES 16 DE NOVIEMBRE, participaremos en la CONFERENCIA INTERNACIONAL DE LA D.M. de la UNESCO vía telemática., impartiendo nuestra ponencia/ conferencia

COVID-19 Y DIETA MEDITERRÁNEA

En la que expondremos los valores y significado de la misma en la Pandemia que hemos padecido y estamos padeciendo, con especial significación en nuestra provincia.

Intervendrán representantes de las 10 Comunidades y de los 10 países. De España intervendrá también el Ministerio de Cultura y nosotros.

Saludos cordiales

MANIFIESTO DE LA DIETA MEDITERRANEA FIRMADO POR MAS DE 200 ASOCIACIONES Y ENTIDADES PÚBLICAS Y PRIVADAS PARA EL RECONOCIMIENTO DE SORIA COMO COMUNIDAD EMBLEMÁTICA DE LA DIETA MEDITERRÁNEA.

Ejemplo de la Asociación de Amas de Casa Numancia

MANIFIESTA:

La abajo firmante, Dña. ********* Presidenta de la Asociación de Amas de Casa, Consumidores y Usuarios Numancia, con sede en la Calle Campo N° 5, planta baja, actuando en nombre de la Asociación:

MANIFIEST A
1.- Nuestra Asociación se creó en el año 1.966

20 ._ Actualmente cuenta con 800 socios en la capital y 70 en la Delegación Local de Tardelcuende (Soria)

30 . _ Se trata de una asociación sin ánimo de lucro, nacida de la iniciativa de los miembros de la comunidad de Soria y que tiene como objetivos:

Defender los derechos de las Amas de Casa, Consumidores y Usuarios, frente a las posibles irregularidades que pudieran darse contra los mismos en el terreno del consumo.

Promover una mejor defensa de los derechos de los consumidores a través de la activa proposición a la Administración Pública de las soluciones que en cada momento se estimen convenientes.

Promover una información veraz y útil entre los consumidores a través de las más diversas actividades encaminadas a tal fin. Como jornadas de información, publicaciones etc.

Canalizar las reclamaciones de las Amas de Casa, Consumidores y Usuarios sorianos.

Además hay que SEÑALAR que las amas de casa, representan el 90%
del total de socios. Hoy, como así ha sido históricamente en el Mediterráneo, las mujeres, las amas de casa, siguen jugando un papel muy importante en la valorización, el aprendizaje y la transmisión de la Dieta Mediterránea, de manera especial en el medio familiar, pero también en el profesional y social.

I I4.- Que nuestra Asociación ha prestado siempre una gran dedicación a la salvaguarda y transmisión de la Dieta Mediterránea, de sus valores sociales medioambientales o económicos así como a difundir los beneficios para la salud y el bienestar de nuestra comunidad. La Dieta Mediterránea es para nuestra comunidad la esencia de nuestra manera de ser de nuestro modo de vida. Su salvaguarda y su continuidad es también la nuestra. Además a través de la Dieta Mediterránea, ya sea mediante una historia común, los paisajes, las elaboraciones, las comidas, las fiestas o las celebraciones, compartimos una misma familia: la de todos los pueblos del Mediterráneo. Con ella, compartimos también un mismo patrimonio cultural: la Dieta Mediterránea que permite, como decirnos en nuestra comunidad. «entendernos siempre alrededor de una mesa».

5.- Que hemos participado y ofrecido nuestro compromiso, desde el inicio, con otras muchas asociaciones de nuestra comunidad de Soria, con el esfuerzo de nuestra comunidad para salvaguardar y transmitir a nuestros hijos e hijas, los valores, los conocimientos, las tradiciones, los símbolos o las celebraciones de la Dieta Mediterránea. De este modo hemos podido ser parte activa del conjunto de fuerzas de nuestra comunidad que ha promovido y ayudado a la preparación de la candidatura para que la Dieta Mediterránea pueda ver reconocidos sus valores y podamos ver en nuestro patrimonio, tan cercano, tan querido y tan importante, inscrito en la Lista representativa del patrimonio cultural inmaterial de la UNESCO.

6.- Que manifestamos el pleno consentimiento de nuestra asociación para que nuestros conocimientos, prácticas actividades o celebraciones puedan ser difundidas y para que la Dieta Mediterránea representa el intercambio permanente, la hospitalidad, el encuentro y la armonía, Nuestra asociación es en este sentido completamente abierta y proactiva.

7.- Que nuestra asociación seguirá en su empeño de contribuir a la salvaguarda de la Dieta Mediterránea, así como a la transmisión de todos sus valores.