viernes 7 octubre, 2022
InicioACTUALIDADLa Junta adjudica la restauración de dos retablos del Santuario de la...

La Junta adjudica la restauración de dos retablos del Santuario de la Virgen de Inodejo en Golmayo

  • Las obras, adjudicadas por un importe de 17.496,60 euros, deberán realizarse en un plazo de dos meses

La Junta de Castilla y León ha adjudicado la restauración de dos retablos del Santuario de la Virgen de Inodejo, ubicado en Las Fraguas (Golmayo): el de San José y el de  San Simón y Santo Tomás.

Con anterioridad a la restauración de ambos retablos se realizará un estudio previo de su estado de conservación, para más adelante aplicar los tratamientos más adecuados en función de los resultados. Este análisis tiene como objetivo examinar las degradaciones presentes en ambas representaciones y las causas que las han podido motivar, con la finalidad de escoger los tratamientos y materiales óptimos para su conservación.

Los trabajos, adjudicados por la Consejería de Cultura, Turismo y Deporte a la técnico Inmaculada Medina por un importe de 17.496,60 euros, cuentan con un plazo de ejecución de dos meses. Los retablos, que están realizados de madera policromada con pinturas sobre tabla, presentan degradaciones motivadas por diversas causas y el propósito de la adjudicación es ejecutar las labores de restauración necesarias para permitir su consolidación y evitar un mayor deterioro provocado por el paso del tiempo.

Aunque es necesaria la realización de un estudio previo para seleccionar los procesos óptimos para la restauración, se plantea la ejecución de intervenciones como la retirada de la suciedad superficial y fijación de las partes de la policromía que corran riesgo de desprendimiento y posterior desinsectación de la madera, con la utilización de un producto que sea inocuo al soporte a la vez que sea efectivo contra los activos biológicos.

Se programa el sentado del color mediante el uso de colas animales, debido a que parte de la policromía padece riesgo desprendimiento y, si resultara conveniente, en zonas puntuales se utilizarían resinas de origen microcristalino.

Se propone la limpieza para la eliminación de la suciedad y los barnices oxidados, pátinas y repintes con el fin de recuperar las policromías originales en buen estado de conservación. Para ello sería necesaria la realización de catas de limpieza, con el objetivo de establecer los combinados químicos más adecuados, trabajando de manera gradual utilizando disolventes y reactivos que actúen de menor a mayor intensidad con el fin de conseguir alcanzar la capa original de la obra sin perjudicar los elementos artísticos originales.

Además, se  proyecta la reposición de las partes de la obra que hayan desaparecido del soporte así como las pérdidas volumétricas como fisuras, grietas u oquedades, siempre y cuando no se incurra en una falsificación artística. Para ello se plantea la utilización de resinas, sobre todo de tipo epoxídico bicomponente. Se propone la realización del estucado sobre las resinas, que deberá estar al mismo nivel que el aparejo original, para más adelante realizar la reintegración de color sobre este.