Sólo 17 de cada 100 empresas han recuperado la actividad al 100%, según el IX Observatorio FOES

  • El 62% de las consultadas declara estar sufriendo “mucho” la crisis con caídas sobresalientes de ventas, dificultad para levantar ERTEs y falta de liquidez como principales problemas.
  • Un 27% de las empresas ya no confía en superar el año que viene la situación y alarga la normalización a 2022.
  • Desciende en seis puntos hasta el 50,8% el número de empresarios que asegura que mantendrá su plantilla, mientras aumentan las empresas que aseguran que tendrán que reducirlas.

Sólo 17 de cada 100 empresas en la provincia de Soria han recuperado su actividad al 100% tras el levantamiento del estado de alarma, hace ya un mes. Tres de cada 10 (el 30,1%) trabaja por debajo del 50%.

     

Son datos del IX Observatorio, lanzado por la Federación de Organizaciones Sorianas (FOES) para seguir la evolución de las empresas de la provincia durante esta pandemia de Covid-19, que arrojan una brutal caída de la confianza empresarial y un horizonte de recuperación que se alarga hasta 2022.

Si hace un mes el 52,9% de las empresas de la provincia creía que la situación se normalizaría durante 2021, hoy un 27% alarga la crítica situación hasta 2022, mientras que un 39,7% mantiene que la actividad se normalizará el próximo año y un 31,7% que confiesa no saber cuándo podrá dar por superada la crisis.

Las empresas consultadas continúan manifestando un alto grado de afección por la crisis provocada por la pandemia y sólo un 5% de ellas dicen no verse afectadas en la actualidad, frente al 33% que asegura estar “algo” afectadas y un mayoritario 62% que declara estar sufriendo “mucho” la crisis.

La caída de las ventas es el principal problema manifestado por las empresas. Un 87,3% se ve afectada por ella. Los ERTEs suponen un quebradero de cabeza para el 38,1% de los encuestados que, en un 20,6% dice estar sufriendo falta de liquidez.

Otros problemas son los impagos, que sufre el 15,9% de los encuestados o los problemas de mercado que experimentan otros países (3,2%). Sólo el 4,8% asegura no tener problemas que afecten a su actividad.

En cuanto a la caída de la facturación, la mejoría que experimentan los resultados de la encuesta respecto a las anteriores no llega a dibujar un buen panorama en la provincia ya que casi 6 de cada 10 empresas de la provincia están facturando por debajo del 50%, un 17,5% han visto caer sus ingresos entre el 51% y el 75% y el 15,9% de las consultadas asegura que su facturación ha descendido por encima del 75%.

Así las cosas, el nivel de confianza se desploma y desciende en seis puntos hasta el 50,8% el número de empresarios que asegura que mantendrá su plantilla, mientras crece del 33,3% de hace un mes al 39,7% actual las empresas que aseguran que tendrán que reducir plantilla.

Sobre los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo, el 57,1% de los consultados asegura haberlo solicitado por fuerza mayor, frente al 7,9% que lo ha hecho por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción. Un 34,9% declara no haber aplicado esta medida en su empresa.

Entre quienes han solicitado un ERTE (el 65% de los encuestados), sólo el 31,7% ha incorporado al 100% de la plantilla, frente a un 14,3% que se encuentra al 75%, otro 14,3% que trabaja con la mitad de la plantilla y un 3,2% que sólo ha podido incorporar el 25% de sus trabajadores sujetos a expediente de regulación.

También la decisión inversora cae en picado en el último mes. Frente al 37% de empresarios que el 9 de junio aseguraba tener intención de invertir en su empresa, hoy sólo el 17,5% manifiesta su voluntad de hacerlo, frente a un 82,5% que no invertirá.

La mejora de las instalaciones (66,7%), innovación y nuevas tecnologías (50%) y medidas de prevención de riesgos laborales frente a la pandemia (25%) son las áreas en las que invertirá ese minoritario 17,5% de empresarios.

En este 9º Observatorio han participado 63 empresas de las cuales el 27% pertenece al sector Servicios, el 23,8% a Industria, el 14,3% a Hostelería, el 6,3% a Construcción, un 17,5 % a Comercio y un 11,1% al sector agroalimentario.

Las encuestadas tienen entre 0 y 10 trabajadores en un 69,8%. El 23,8% emplean a entre 11 y 50 personas, un 4,8% tienen a más de 50 trabajadores y el 1,6% de los encuestados es autónomo sin trabajadores.

El 49,2% de las empresas participantes factura menos de 500.000 euros al año, un 15,9% posee una facturación inferior al millón de euros, otro 15,9% declara facturar entre 1 y 3 millones y el 19% factura más de tres millones de euros al año.