jueves 18 agosto, 2022
InicioACTUALIDADTierras Altas proyecta una especie de 'Uber Rural' mediante coches eléctricos

Tierras Altas proyecta una especie de ‘Uber Rural’ mediante coches eléctricos

El presidente de la Mancomunidad de Tierras Altas, Tomás Cabezón, ha anunciado esta mañana que el organismo que preside trabaja en un proyecto de movilidad urbana. Se trata de una red de comunicaciones que ha definido como «muy similar a los Uber rurales». Esta red se establecería entre los pueblos mediante vehículos eléctricos. Con ello, se quiere «facilitar la movilidad entre los pueblos, sin tener que irnos a las concesiones típicas, que sabemos que cuestan mucho» ha dicho Cabezón. Este proyecto busca un mayor ahorro mediante el asociacionismo colaborativo «con gente del territorio» sustituyendo a «los antiguos taxis».

OTROS PROYECTOS

Tomás Cabezón ha querido dar cuenta de otros proyectos que se realizan en la comarca. Uno de ellos es el de hacenderas solares. Se quiere extrapolar este proyecto realizado en Castilfrío de la Sierra a otras localidades mediante la ayuda de Red Eléctrica, Megara Energía, Caja Rural de Soria y El Hueco.

En cuanto a empleo, se creará el proyecto “de Nómadas trashumantes a Nómadas digitales”, en el que se busca que todo aquel edificio municipal del que se pueda disponer por los ayuntamientos se disponga para usuarios, en forma de “espacios de coworking o para pequeños artesanos”.

También se está trabajando en el plano cultural de la mano de Eduardo Alfaro. Este arqueólogo está trabajando con la Mancomunidad, en proyectos relacionados con las Estelas de Santa Cruz de Yanguas, el yacimiento de Los Casares y los castros de Tierras Altas.

El turismo es un pilar de trabajo de la Mancomunidad de Tierras Altas, y por ellos “Territorios inteligentes ligados al turismo” buscará realizar diversos planes de sostenibilidad.

Cabezón ha reseñado otro programa que contará con colaboración pública y privada. Con esta idea se quiere aumentar el parque de vivienda de las localidades de Tierras Altas. Aquellos que no se quieren desprender de sus viviendas, pero no las habitan podrán, mediante una cesión a la administración pública, rehabilitarlas y poderlas dejar habitables para los nuevos pobladores.