viernes 7 octubre, 2022
InicioACTUALIDADYolanda de Gregorio se reúne con los representantes de los regantes de...

Yolanda de Gregorio se reúne con los representantes de los regantes de Langa de Duero

Las zonas de riego de Langa de Duero tienen declaración de interés para poder iniciar los trabajos de investigación de la propiedad y de clasificación de las tierras.

Los trabajos de concentración parcelaria en Langa de Duero y Canal de Zuzones afectarán a unas 600 hectáreas en total.

La delegada territorial, Yolanda de Gregorio, ha mantenido esta mañana, en el Ayuntamiento de Langa de Duero, una reunión con el alcalde de este municipio, Iván Andrés Aparicio, y los representantes de los regantes de esta localidad de la ribera soriana. El objetivo de este encuentro ha sido informar sobre las actuaciones que la Junta de Castilla y León está realizando en materia de modernización de regadíos en la zona. Junto a la delegada, han participado en la reunión el jefe del Servicio Territorial de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, José Manuel Ruiz, y el jefe de la Unidad Territorial del ITACyL (Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León) en Soria, José Ángel Hernández.

A finales del pasado mes de agosto, las comunidades de regantes del Canal de Ines y del Canal de Eza celebraron sendas asambleas generales en las que adoptaron el acuerdo de suscribir el convenio con la Sociedad Española de Infraestructuras Agrarias (SEIASA) para la modernización de sus regadíos, así como la fusión entre ambas comunidades para compartir futuras infraestructuras del riego modernizado. Este acuerdo, en el caso del Canal de Ines, incluye las tierras regadas por el mismo en los municipios de San Esteban de Gormaz y de Miño de San Esteban.

Ante este hecho, y dado que el Canal de Ines, en su tramo final, riega superficie perteneciente al municipio de Langa de Duero -que en principio no se incluye en dichos acuerdos-, los regantes de este municipio transmitieron a la Administración regional su interés por no quedar al margen del proceso de modernización de regadíos que se iniciará próximamente.

La delegada territorial, en el ámbito de competencias de la Junta de Castilla y León, ha aclarado que el convenio con el Ministerio sería complementado con otro a firmar por los regantes con la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, por el que el Gobierno regional aportaría un 26 % del coste total de la obra a fondo perdido, para abaratar las condiciones de financiación de las obras para los regantes.

De Gregorio ha avanzado a los regantes de Langa de Duero que la zona incluida en el convenio ya está en una fase avanzada del procedimiento de concentración, en las localidades de Atauta, San Esteban de Gormaz, Aldea de San Esteban, Soto de San Esteban, Castril de Arriba, así como de Velilla de San Esteban y Alcozar.

En el caso de Langa de Duero, que tiene un total de cuatro regadíos, así como de la zona de la provincia de Burgos regada por el Canal de Zuzones (San Juan del Monte y Zuzones), los trámites de concentración parcelaria han sido más dificultosos. Las zonas de riego de Langa de Duero tienen declaración de interés para poder iniciar los trabajos de investigación de la propiedad y de clasificación de las tierras, mientras que en el caso de la parte burgalesa del Canal de Zuzones, que arranca en Langa de Duero, se está tramitando el Estudio Técnico Previo que hará posible la misma declaración de la utilidad pública en próximas fechas.

Con el avance de los trabajos de concentración parcelaria en Langa de Duero y Canal de Zuzones, que afectarán a unas 600 hectáreas en total, se podrá acometer la modernización de estas superficies. Se podrán beneficiar de similares condiciones económicas para la financiación de la modernización, dado que en la Declaración de Interés General publicada en 2021 se incluían todas las superficies regadas en la zona.

El proceso de concentración parcelaria es preceptivo, en Castilla y León, para conseguir financiación pública para modernizar los regadíos, dado que abarata los costes y permite aumentar la rentabilidad de las explotaciones y de eficiencia en el uso del agua. Una vez superadas las dificultades para conseguir la aceptación social de la concentración parcelaria, la delegada territorial mantiene el compromiso de agilizar lo máximo posible estos trabajos para llevar a buen término el objetivo de modernizar todos los regadíos de la ribera de Duero soriana y burgalesa.