Los bomberos del SEIS comienzan a trabajar en la rehabilitación de un vehículo de 1936

     

Desde el parque, como ya se hiciera el año pasado con otro camión de 1959, se busca rehabilitar este tipo de elementos con el objetivo de poner en valor el patrimonio automovilístico del parque, la promoción del trabajo que se lleva a cabo desde este servicio así como la evolución lo largo del tiempo de los medios materiales que se emplean. Hay que poner en valor además que se trata de un trabajo voluntario de estos efectivos

     

Los bomberos del Ayuntamiento de Soria trabajan en una nueva recuperación del
patrimonio municipal, en esta ocasión, de la flota de vehículos antiguos del parque
dando continuidad a las labores realizadas el pasado año con el objetivo de rehabilitar
algunos ‘históricos’ gracias al trabajo voluntario de parte de los efectivos. En este
caso, el nuevo proyecto pasa por recuperar y restaurar otro antiguo camión de
bomberos perteneciente al Ayuntamiento y que prestó servicio hasta 1960.
Se trata de un vehículo marca Delahaye construido en 1936 como autobús francés, y
que pasó a transformarse en vehículo contra incendios en 1946 incorporándose al
parque de bomberos de Soria. El objetivo es recuperarlo tanto mecánicamente como
estéticamente ya que tiene un valor incalculable. Seis bomberos con conocimientos de mecánica, y automoción serán los encargados de dicha tarea que durará
aproximadamente un año.

Hay que recordar que a lo largo de 2018 y 2019, también efectivos del Parque
rehabilitaron un vehículo de extinción de incendios del año 1959 en desuso durante los últimos 33. El vehículo, cuyos trabajos de recuperación se extendieron dos años, se puede ver en distintas actividades didácticas y de divulgación.

En esa ocasión, el camión era un Magirus-Deutz Mercurio autobomba TLF 16 y su
denominación técnica F/AL 614. Tiene un motor diésel delantero longitudinal V6 de
125 cv y 7980cc, con su característica turbina de refrigeración por aire. El modelo es
del año 60 y dejó de usarse en el 85. Cuenta con siete plazas. Los bomberos han
querido agradecer la colaboración para esta restauración del Centro de Formación
Profesional y los profesores del Departamento de Automoción así como el apoyo de
distintos efectivos del Parque